Latinoamerica hace setenta años y siete decadas despues. Intercomunicación de los tiempos. (resumen de ponencia)

23:01 18.05.2015


  

Vladimir M. Davydov


1. Se dice frecuentamente que Latinoamérica fué marginada de los principales sucesos dela II GuerraMundial.Verdad que fué alejada pero no fue libre de sus impactos directos e indirectos.

Se sabe que ciudadanos y contingentes importantes sumaron a los combates contra las tropas del “eje” en Europa y en el Pacifico; -miles de marineros y pasajeros civiles fueron victimas de los ataques de submarinos alemanes en el Atlántico; -a su vez se levantó en Latinoamérica una oleada de solidaridad con los pueblos y tropas de los aliados antifascistas, incluso con el pueblo sovietico y su heroico ejercito.

2. Pero hay que reconocer también que los países de la región eran mayoritariamente objeto y espacio de fuerte rivalidad de las potencias de los dos bandos. En este sentido en aquel entonces les faltaba propio protagonismo, que parcialmente fué activizado a finales dela guerra. Lafracción latinoamericana en la Conferencia de San Francisco (1944) y en la fundación de las Naciones Unidas (1945) fué una de las más numerosas.

Pero después la participación activa de los estados latinoamericanos en la política mundial fué copada y obstaculizada por el estricto condicionamiento impuesto por la hegemonía del “bien vecino” de Norte. Así surge circulo vicioso que tiende a reducir el rol de los países latinoamericanos al objeto de influencias ajenas.

3. La primera ruptura exitosa en este circulo la lleva a cabo Cuba solamente 14 años despues de Gran Guerra. Son pocos otros casos y si aparecen como cierta desviación de los lineamientos trazados por el Norte, como exclusión dela regla. Nuevaruptura se produce solamente al pasar dos décadas. Esta vez en contexto nicaragüense.

4. El final del siglo XX y el inicio del XXI trayen cambios tectónicos. El sistema bipolar con el derrumbe de la URSS se queda en el pasado. El sistema monocéntrico es capaz de instalarse solamente a corto plazo (y estrictamente dicho representa algo que en realidad es casi monocéntrico). A fin de cuentas aparecen premisas para la formación del régimen policentrico.

Paso a paso nuevos centros (potencias emergentes) disputan las posiciones ocupadas por los centros tradicionales. Como resultado se agranda el espacio de Latinoamérica para poder maniobrar en el ambito internacional y tomar decisiones alternativas, satisfaciendo intereses propios.

5. En el contexto de la globalización se aceleran los reemplazos en la jerarquia mundial. El hegemono tradicional no está dispuesto a percibir adecuadamente (es decir, realisticamente) estos reemplazos. Así surgen tensiones y riesgos que ponen en peligro la seguridad internacional en diferentes partes del globo. Y en esta situación si no se regresa la “guerra fria” se impone la “paz caliente”.

6. En el nuevo contexto internacional Latinoamérica era capaz de aumentar su potencial económico y la inmunidad frente a las presiones destructivas desde afuera. Fué posible eso gracias al cambio del paradigma predominante en lo económico y social. Los países de la region adquieren mas rasgos del sujeto autónomo en la política y economía internacional. Mas aun, ciertos avances en la estructuración de vinculos intraregionales, cierta consolidación a base de eso aumenta su poder de negociación en formato colectivo.

A su vez la consolidación regional ayuda ampliar su acceso a los mecanismos de regulación global en diferentes ámbitos (la ONU, G-20, BRICS, etc.).

A partir de su nuevo potencial Latinoamérica es capaz de ejercer mayor protagonismo en aras de prevención o neutralización de confrontaciones geoeconómicas y geopolíticas.

Версия для печати