Nuestra estrategia es desarrollarnos y colaborar con todos los países que lo desean

00:00 09.06.2011 Entrevista de Alexander Moiséev, analista de “Vida Internacional”, con Sr. Jorge Luis Pérez Alvarado, Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la República Dominicana ante la Federación de Rusia


- Antes que nada, permíteme agradecer la gentileza de concederme este valioso espacio de lectores la bien reconocida en el mundo diplomático revista “La Vida Internacional”, y  agradecer su redacción por la atención a mi persona y a mi patria, la República Dominicana, que yo represento en su país.

Al pasar a su pregunta, te comento que nací al borde de la Bahía Escocesa, en el Municipio de San José de Matanzas, de la Provincia María Trinidad Sánchez, una de las más jóvenes del país. A partir de ese acontecimiento han transcurrido 52 abriles que los he compartido con amigos de las mas distintas latitudes y que espero ampliarlos dedicándome, de forma consciente e indetenible, a la promoción de los valores del bien, de la  paz y del amor por las personas, sin importan su raza, posición social o material y credo. 

En la Escuela Primaria de San José de Matanzas curse mis estudios Primarios pasando, posteriormente, a continuar los Secundarios en el Liceo Mercedes Bello de Nagua, Común Cabecera de la Provincia que me sirvió de cuna y en la cual a la edad de 16 años fungía como redactor y lector de noticias de la Radio Estación Local “Bahía”, con buen alcance regional y muy bien situada en las preferencias del público . 

Finalizado el Bachillerato me traslade a la Ciudad de Santo Domingo  en donde ingrese en la Facultad de Humanidades de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, UASD, primada de America, para iniciar mi formación profesional. Por esos anos la Universidad Estatal era un espacio impactado por las actividades políticas partidarias. En ella tenían expresión, como hoy en día, todas las corrientes del pensamiento político. Esa situación me llamo mucho la atención y me estimulo a enrolarme en uno de sus dinámicos y contestatarios grupos de estudiantes, interesado, básicamente, en poder contribuir con las luchas que se libraban, entonces, en aras de ampliar los derechos civiles y políticos y librar al pueblo de los métodos antidemocráticos y represivos de un Gobierno que se había impuesto en unas elecciones muy cuestionadas por la parte liberal de la sociedad y que desde sus inicios logro imponer su línea autocrática con respaldo extranjero.

Las actividades proselitistas y culturales de la Universidad Primada eran múltiples y ciertamente , muy interesantes. La elocuencia y valentía del liderazgo juvenil de la Universidad y las nobles causas que defendían eran y seguirán siéndolo dignas de emulación. Yo tome la decisión de poner mis sentimientos en ese lado de la historia. La vida de los iconos de la ideología predominante, en mi centro de estudio, me hizo seguir de cerca los acontecimientos de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, URSS, país que me despertó una inmensa admiración por el sentido de solidaridad de sus autoridades y pueblos y por las grandes contribuciones hechas en la dirección del desarrollo de las artes, la literatura y las ciencias. Un buen día recibía una bolsa de estudio para cursar derecho internacional en la prestigiosa Universidad Taras Shevchenko, de Kiev, Ucrania, donde obtuve, anos mas tardes, el grado de “Master en Ciencias Jurídicas”, con especialidad en Derecho Internacional y Relaciones Internacionales. Mi diploma rojo ( Summa Cum Laude), deslineó los nuevos derroteros de mi vida. A seguidas di inicio a mis responsabilidades de profesor de derecho internacional publico y privado en varias universidades privadas del pais, llegano a ocupar las posiciones academicas de Director de las Maestrias de Diplomacia , Diplomacia y Relaciones Internacionales de la Universidad de la Tercera Edad, UTE, distinguida por poseer una interesante modalidad presencial e igualmente, Director de la Escuela de Ciencias Políticas de la Universidad Interamericana, UNICA, en donde intercambie experiencias profesionales con su dinámica, inteligente, creativo y dinámico Rector, Don Gabriel Read, fundador de dicho Centro Privado de Enseñanza superior.

Como puedes ver, Alexandre, mi carrera diplomática tiene sus origenes en la docencia universitaria.

 

- Señor Embajador, en cuales países se ha desempeñado?

-  Al fundar el Instituto Superior de Estudios Internacionales, ISEI, entidad que dirigí por 7 años, logrando beneficiar a más de 3 mil  ciudadanos que recibieron cursos especialitos en los niveles de educación continuada, diplomados y postgrados, tuve en suerte conocer a destacadas personalidades de la política y del mundo diplomático. Producto de esas relaciones en 1995 fue designado como el Primer Cónsul General Honorario de la Republica de Rumania ante el Gobierno de la Republica Dominicana, una distinción que incremento mis anhelos de enrolarme a tiempo completo en quehacer diplomático.

En el 2000 fue designado Embajador Extraordinario y Plenipotenciario del Gobierno de la Republica Dominicana ante el ilustre Gobierno de la Republica de Trinidad y Tobago y al mismo tiempo representante  permanente del país ante la pujante Organización de Estado del Caribe, AEC, en la cual en mas de 3 ocasiones ostente la Presidencia de importantes Comisiones Ad Hoc. Desde Puerto España cubría gran parte de las jurisdicciones del Caribe y participe de manera intensa en los trabajos del Cariforo, y de los sistemas de integración del CARICOM y del ALCA, respectivamente.

La positiva valoración de mi trabajo hizo que el Gobierno dominicano me designara en el 2003, como Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la Republica Dominicana ante la Federación de Rusia, cargo que comencé a desempeñar con carácter iterante, en razon de que no teníamos Embajada en Moscú. El 18 de enero del 2007 viví una de mis más agradables experiencias personales al presentar las Cartas Credenciales que me acreditan como Embajador ante este bello país, al Excelentísimo Sr. Vladimir Vladimirovich Putin, Entonces Presidente de la Federación, hoy su Primer Ministro. Al agotar mi turno, quise dejarme escuchar en el rico idioma ruso y me parece que todo salo bien, porque el Presidente elogio mi conocimiento del idioma, gesto que me ha hecho sentirme comprometido a profundizar mis conocimientos de la lengua de en la que se comunican mas de 300 millones de personas  y de genios de la literatura como Alejandro Puskin, Antón Chejov, Maximo Gorki, Nikolai Gogol, León Talstoi, Mikhail Lermontov…

En octubre del 2007 nuestra Embajada inauguraba sus locales en la Carretera “Rubliovskoe Shossé”, en el cinturón verde de la región de Krylátskoye. Hoy en día nuestra Embajada se encuentra completamente incertada en el Sistema de la diplomacia rusa y desarrollando con inusitado éxito sus tareas y objetivos políticos, económicos y comerciales, culturales y turísticos.

 

-  ¿Que podría decir, Sr. Embajador, de la historia de nuestras relaciones y sobre todo de su esencia?

- Como sabemos, las relaciones bilaterales entre la Republica Dominicana y la Federación de Rusia fueron establecidas el 8 de marzo del 1945. Para esos anos la República Dominicana era gobernada por el Presidente Rafael Leonidas Trujillo y la URSS por José Stalin. Dos estilos, que aunque en polos opuestos, daban la impresión de tener mucho en común… Por razones conocidas los influjos de la Guerra Fría desatada entre las dos grandes superpotencias vencedoras en la Segunda Guerra Mundial tocaron fuertemente las tierras y aguas del Caribe, y esa situación impidió al Gobierno dominicano desarrollar sus relaciones diplomáticas con la URSS. Por tanto, solo a partir del 1992, cuando se firma el Protocolo bilateral de reactivación de las relaciones diplomáticas bilaterales, la Republica Dominicana y Rusia tienen la oportunidad de entrar en un nuevo capitulo de su historia bilateral. La apertura de nuestra Embajada comenzó a desempeñar su papel concentrando atención en las negociaciones de los primeros instrumentos bilaterales e impulsando propuestas destinadas a la ampliación del marco jurídico conceptual. En este sentido se destacan los Acuerdos de Exención de visados para titulares de pasaportes diplomáticos y oficiales,  Unilateral exención de visados para portadores de pasaportes ordinarios rusos, sobre trafico aéreo, intercambio turístico, cooperación energética, educación, consultas políticas interministeriales y cultura.

Nuestras relaciones están orientadas a ampliar y consolidar una amistad sincera base fundamental para que nuestros pueblos entren en contacto y se conozcan mejor. En el contexto económico la esencia de nuestras relaciones la representan los intercambios turísticos. El flujo de turistas rusos a la Republica Dominicana sobrepaso en el 2010 de los 80 mil turistas, cifra alentadora si tomamos en cuenta una serie de factores, el poco tiempo que llevamos de permanencia en Moscu, la distancia, las dificultades de transportación, los costos, etc.

Nuestro pueblo tiene una gran admiración por el pueblo ruso. El pueblo ruso es un pueblo talentoso, humanitario, solidario, creador, de mentalidad abierta y muy dado a hurgar en los más mínimos detalles de la vida material y espiritual. Y como nosotros un poco aventurero y soñador. Su música, literatura, pintura, todas las ramas de sus artes llaman nuestra atención muy profundamente. Por ello nos sentimos también en acoger a los cerca de 3,000 ciudadanos y ciudadanas rusas que han decidido residir de manera permanente en nuestra calida isla tropical.

 

- ¿En que esfera de los negocios podríamos cooperar lo más exitosamente?

- El principio de la cooperación recogido en las Cartas fundamentales de la mayoría de los organismos internacionales ocupa un lugar privilegiado en la formulación y  conducción de la política exterior del Gobierno dominicano. La diplomacia dominicana encamina notables esfuerzos en la dirección de definir un marco de cooperación amplio y sostenible con la Federación de Rusia. En su gran mercado hay oportunidades para las empresas exportables de nuestro país y nuestra Embajada ha diseñado programas especiales para aprovecharlas. A tono con estas iniciativas hemos logrado aumentar las exportaciones dominicanas de cigarros, ron y café y hacemos contactos para apoyar los deseos de los productos de cacao, piñas, bananas, azúcar, mangos y de otros productos agropecuarios para que puedan entrar con éxito a este universo de consumidores potenciales. En la Rusia de hoy es posible venderlo todo a muy buen precio. Los productos dominicanos son de muy buena calidad y de seguro entraran en el refinado gusto del pueblo ruso.

En el sector energético tenemos las más grandes prioridades. La energía juega un papel central en el desarrollo y crecimiento económico. Las limitantes de nuestro sector eléctrico, por ejemplo, es desde hace décadas, una variable que impacta de manera negativa a nuestro sistema económico. Los nuevos modelos económicos no pueden lograr sus objetivos mientras no demos una solución adecuada a este problema. Por ello, buscamos estimular a Rusia a prestar la asistencia técnica posible en ese campo y concluir un Acuerdo Energético bilateral que nos permita  atraer inversiones y suministros de hidrocarburos y de las otras fuentes de energías exportables de Rusia. 

En estos momentos el Presidente Leonel Fernández Reyna, promueve, internacionalmente, una serie de proyectos relacionados con el sistema energético nacional. Dentro de ellos sobresalen proyectos de construcción de plantas para la generación combinada de electricidad, plantas hidroeléctricas, construcción de subestaciones eléctricas, autopistas eléctricas, unidades de deposito de gas natural y licuado de petróleo,  y de manera especial pone atención en la identificación de inversores interesados en la construcción de la nueva refinería de petróleo, una estructura modular con capacidad para procesar mas de 250 mil barriles de petróleo y producir toda una serie de derivados con mercados asegurados en la regiones Centroamericanas y Caribeñas y en los Estados Unidos de Norteamérica.  

El gran empresariado de Rusia debe poner su mira en estas oportunidades de negocios ofrecidas por un país que goza de una buena calificación financiera internacional, que sabe honrar sus compromisos internacionales, que disfruta de una indiscutible paz publica y que ha logrado integrarse a los principales modelos de integración económica de la región en un tiempo record. 

Proyectos como la modernización de puertos, aeropuertos, autovías, medios de transporte, construcción de los megacentros comerciales, parques de diversiones, complejos hoteleros e inmobiliarios, centros universitarios y tecnológicos, parques cibernéticos y de otros tipos de sistemas de telecomunicaciones, están contenidos en la Carpeta que el Presidente de la Republica expone en cada uno de sus viajes al exterior abriendo todo un universo de posibilidades de negocios a los inversores extranjeros deseos de vivir las agradables experiencias de invertir en la Republica  Dominicana  y de aprovechar las múltiples facilidades y ventajas que ofrecemos con plena garantía de una legislación moderno y respetada por todos los actores que intervienen en escenario nacional.

 

-  ¿Y ahora podríamos decirnos algo sobre las perspectivas de nuestras relaciones?

- Las perspectivas de nuestras relaciones políticas, económicas, comerciales, científico-técnicas y culturales son inmensas. Las exportaciones de Rusia hacia nuestro país sobrepasan los 68 millones de dólares anuales. La balanza comercial esta muy a favor de Rusia. Eso nos preocupa, pero no estamos cruzando los brazos, por esa razón cada día un mayor número de empresarios dominicanos se interesa en participar en las diversas ferias industriales y comerciales que se organizan en Moscu en procura de establecer contactos directos para joinventurar relaciones que hagan posible la exportación de productos dominicanos al mercado ruso. Ese proceso lleva un buen ritmo.

Por su parte, los rusos, emulando al Almirante Don Cristóbal Colon, presta mayor atención a los atractivos que oferta nuestro país. Dominicana es un país que se abre al corazón y vista de los rusos entusiastas que se animan a cruzar el gran “río atlántico” para vivir en carne propia sensaciones parecidas a las que experimento el navegante genotes en esas tierras prodigas y hermosas rodeadas por aguas cristalinas y bananas todo el ano por los rayos radiantes del astro rey. 

Trabamos en el tema de la cooperación económica . Es un tema absorvente sobre todo en este proceso, diríamos de transición en Rusia,  en el que cuesta tanto esfuerzo lograr concentrar Acuerdos bilaterales en los que Rusia tenga que hacer algún tipo de concesiones a favor de una económica de menor desarrollo relativo, como la nuestra, porque creemos que esta muy concentrada en los grandes cálculos y hay razones lógicas para ello. Muy a pesar de esa situación anhelamos esa cooperación, sobre todo en materia energética, y procuramos la comprensión de Rusia para lograrla.

Somos la novena economía de la America Latina y el Caribe, según lo destacan los informes de la CEPAL y tenemos un buen posicionamiento regional y mundial. Somos un buen socio tanto para Rusia como para cualquier otra nación del planeta interesada en tener aliados en el Caribe, una de las regiones de mayor valor estratégico en el mundo. 

Nuestra Embajada suscribe el desarrollo de sus tareas y objetivos a la tesis de que nuestras relaciones con Rusia fortalecen nuestra soberanía estatal. Hay razones político-históricas que avalan este punto de vista. El futuro es inmenso para nuestras relaciones amistosas.

- Que nos puede decir sobre la actual situación de su país y de los proyectos futuros?

- Los dominicanos conformamos un Estado unitario, con un Gobierno plenamente democrático y preocupado en ampliar las conquistas socio-económicas alcanzadas. Nos sentimos muy satisfechos de tener un Presidente como el doctor Leonel Fernández Reyna, un gran organizador, admirable pensador y estadista, un líder visionario que durante sus últimos 7 años de mandato a logrado transformar al país a parir de la construcción de obras de infraestructuras que se exhiben a lo largo y ancho de todo el territorio nacional. En estos momentos, el Presidente Fernández, sostiene con acertadas razones que para incertar el país en la economía mundial hay que realizar una verdadera revolución política y socio-económica. Parte de la idea de adecuar el actual modelo económico potenciando los sectores en los que la nación pueda tener mayores ventajas comparativas como los son el turismo, las zonas francas, la incursión en la electrónica y otras áreas de los servicios especializados. En procura de alcanzar esos objetivos ha venido transformando la base jurídica del país al crear un nueva Constitución y leyes modernas de carácter económico, monetario –financiero, tributario, laboral, comercial, aduanal, y relativas a las zonas francas y a la inversión extranjera.

El país es miembro de la Organización de Estados Americanos, de la Asociación de Estados del Caribe, AEC, y de otros importantes organismos político- económicos y financieros de Latinoamérica y participa en dinámico procesos de integración económica como el CARICOM,  Cariforo, observador del Grupo de Río, al tiempo de formar parte del Tratado de Libre Comercio de Republica Dominicana, Centroamérica y los Estados Unidos de Norteamérica (DR-CAFTA) y de Acuerdos parciales con Panamá, México y otros países de la región. 

En el contexto de la política exterior el país extiende sus órganos de representación al crear nuevas Embajadas ante los Gobiernos de la Federación de Rusia, Los Emiratos Árabes , Qatar, Libia, la India , Egipto y África del Sur y de mantener vínculos diplomáticos con la inmensa mayoría de los Estados miembros de las Naciones Unidas. 

En estos momentos en materia alimentaria nos autoabastecemos en un 75%. La agropecuaria será objeto de un nuevo plan de inversiones millonarias en procura de aumentar su capacidad exportadora y de generación de nuevos empleos. Las zonas francas se activan  gracias a la inyección de capitales y a la ampliación de las facilidades otorgadas por el Gobierno. La banca multiplica sus ingresos de una manera impresionante y nuevas firmas bancarias se establecen en el país. Hay una constante creación de nuevos empleos, cada vez mejor remunerados, lo que contribuye a una mejor distribución de la renta nacional. La salud, la educación y las viviendas mejoran sus indicadores para ampliar el marco de los beneficios sociales. La Republica Dominicana avanza. Ese puede medirse cuando se observa el flujo migratorio hacia el país, pues muchos extranjeros escogen nuestra tierra como destino no solo de vacaciones sino también para desarrollar sus nuevas experiencias de vida. Ese es un indicador muy importante que de alguna manera habla de las condiciones materiales y espirituales del país, por que nadie emigra con carácter de permanencia a un país carente de oportunidades y de paz social. Los dominicanos también emigran porque rompieron las paredes del conformismo y desean conquistar niveles materiales que no le podemos ofrecer en la actualidad. 

Y con esos niveles de actuación esperamos reformar nuestra presencia en Rusia y en la arena internacional, en sentido general.

- ¿Y se puede llamar a ese programa estrategia de modernización?

- Indiscutiblemente. La modernización es producto de iniciativas transformadoras que buscan aportar medios y formas para forjar una vida más confortable y si quiere más segura. Ella se apoya en nuevos modelos y sistemas de organización y de desarrollo intersectorial. Y eso es precisamente lo que estamos viviendo en la República Dominicana, un verdadero proceso de adecuación del accionar social y económico a condiciones cada vez más favorables y que amplían la participación de los ciudadanos y ciudadanas en la búsqueda conjunta de ese bienestar. Las transformaciones normativas, infraestructurales, económica y de la cultura de servicios a partir de la implementación de nuevas técnicas y tecnologías  en las industrias, las comunicaciones, los servicios, etc. Eso es modernización. Deténgase una mirada en la belleza y confort de nuestros complejos hoteleros o habitacionales y se comprenderá al instante de que nuestra apuesta por una vida de estándares mundiales es profunda e indefectiblemente seria, muy a pesar de los limitados recursos económicos con los contamos.

- Entonces, Sr. Embajador, cree usted que esa estrategia va a ayudar al desarrollo de las relaciones bilaterales dominico-rusas?

- Sin duda alguna. Las cosas que suceden al interior de un país tienden a reflejarse en su política exterior. Hoy más que nunca necesitamos de Rusia, acceder a sus tecnologías, conocimientos y experiencias y de poder transmitir las que hemos acumulado en diversos aspectos de nuestra vida socio-económica. Con Rusia podemos desarrollar empresas de capital mixto, intercambiar delegaciones de especialistas multidisciplinarios, realizar investigaciones conjuntas sobre todo en los campos en los que los dominicanos tenemos buena experiencia como en el turismo, la agricultura, la biología marina, la medicina tropical, etc.

La capacidad de la República Dominicana para demandar bienes y servicios desde Rusia aumenta considerablemente y además podemos ser un socio comercial estratégico de la Parte Rusa en la Región dado los vínculos económicos que sostenemos con la totalidad de los países integrantes del Continente Americano y por nuestra envidiable posición geopolítica en la región. Todos los factores que he destacado contribuyen y contribuirán al incremento y desarrollo de las relaciones bilaterales existentes y posibles entre la República Dominicana y la Federación de Rusia.

Con el objetivo de relanzar nuestras relaciones bilaterales nuestros Ministerios de Relaciones Exteriores avanzan en las negociaciones relativas  a la organización de dos Altas visitas gubernamentales: La visita del Presidente Leonel Fernández a Rusia y la del Canciller Lavróv, a nuestro país. Esperamos que ambas visitas puedan tener lugar durante el año que cursa. Es indudable el sentido histórico de ambas visitas por ser la primera vez que un Mandatario dominicano visita a Rusia y un Canciller Ruso se desplaza a la República Dominicana. Estamos seguros de que estos encuentros aportaran mucho al desarrollo de nuestras relaciones intergubernamentales y la consolidación de la amistad sincera existente y posibles en los pueblos de la Republica Dominicana y de la Federación de Rusia.

- Muchas gracias, Sr. Embajador, por su interesante entrevista.

Версия для печати